DOCTOR ENRIQUE ROJAS Catedrático en psiquiatría

Enrique Rojas | Biografía

Enrique Rojas es Catedrático de Psiquiatría y Director del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas de Madrid. Es Presidente de la Fundación Rojas-Estapé, inaugurada en el 2009 para el estudio y tratamiento de los trastornos de la personalidad en personas con pocos recursos materiales.

La palabra amigo se usa con frivolidad | LA RAZÓN

IEIP | Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas | Enrique Rojas  Entrevistas   La palabra amigo se usa con frivolidad | LA RAZÓN

La palabra amigo se usa con frivolidad | LA RAZÓN

Enrique Rojas presenta su libro «Amigos. Adiós a la soledad» (Temas de Hoy)

¿Sabemos de qué hablamos cuando hablamos de amistad?

Muchas veces, no. La amistad es afinidad, donación e intimidad.

Lo digo porque con frecuencia presumimos de amigo y sólo es conocido…

Sí. Entre el conocido y el amigo íntimo hay la misma diferencia que entre la superficie y la profundidad. Hay pocos amigos íntimos.

Dice que la existencia humana carece de sentido sin la amistad. ¿No será que carece de sentido de cualquier forma?

La vida tiene sentido: se lo da la trascendencia, la espiritualidad, la cultura.

«Mientras seas feliz tendrás amigos, pero si la fortuna te es adversa, te quedarás solo». ¿Tiene razón Ovidio?

Si te dejan solo no eran amigos. Si se van no eran tus amigos.

«Si deseas conservar los amigos, ocúltales tus penurias o pesadumbres»

En la amistad hay que contarlo todo, hablarlo todo. Pero conscientes de que la lengua del adulador puede dañar más que la espada del enemigo.

¿Lo saben eso los políticos?

Muchos están muy perdidos, sólo ven el poder y en su mundo la amistad brilla por su ausencia. Les place la adulación.

Un viejo poeta me decía en el café Gijón: «Yo no cuento mis penas a los amigos, ¡que los entretenga su p… madre!».

Tiene gracia el exabrupto, pero posiblemente no tenía amigos, tenía conocidos. La amistad es amor sin sexualidad.

¿La amistad es más difícil e importante que el amor?

El amor es el deseo de hacer eterno lo pasajero; la amistad es el deseo de salir de uno mismo, de compartir.

Tener muchos amigos es no tener ningún amigo, dijo Aristóteles.

Cierto. Sí, se utiliza la palabra amigo con frivolidad.

«Entre un hombre y una mujer no hay amistad posible; hay amor, odio o pasión, pero no amistad». ¿Tiene razón Oscar Wilde?

También dijo que es más fácil morir por una mujer que vivir con ella. La amistad con una mujer fuera de la sexualidad es muy difícil.

Así que tenía razón...

Sí. Lo que salva a las mujeres es que piensan que todos los hombres son iguales; lo que pierde a los hombres es que creen que todas las mujeres son diferentes. Es un pensamiento un tanto cínico, pero…

Señala el individualismo atroz y el materialismo como enemigos de la amistad, hoy.

Sí. El individualismo no necesita a nadie. Y el materialismo se sirve del amigo. Se da mucho en el poder.

Nos interesan los demás cuando se interesan por nosotros; queremos amigos para hablar.

Es verdad, y esto se da más en los países latinos.

Sólo los tontos tienen muchas amistades, decía Baroja.

Aquí don Pío metió la pata. A mí me habría gustado ser amigo de Ortega, Julián Marías, Juan Pablo II, Miró, Beethoven, Tomás Moro, Lorca…

Si quieres un amigo, cómprate un perro, dicen por Hollywood.