DOCTOR ENRIQUE ROJAS Catedrático en psiquiatría

Enrique Rojas | Biografía

Enrique Rojas es Catedrático de Psiquiatría y Director del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas de Madrid. Es Presidente de la Fundación Rojas-Estapé, inaugurada en el 2009 para el estudio y tratamiento de los trastornos de la personalidad en personas con pocos recursos materiales.

El vino es un antidepresivo y un inhibidor

El vino es un antidepresivo y un inhibidor

El vino es un antidepresivo y un inhibidor | Artículos | Enrique Rojas

larioja.com

Enrique Rojas defiende que el vino es un antidepresivo y un inhibidor El catedrático de Psiquiatría y presidente de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN), Enrique Rojas, sostiene que un vino de calidad de entre 11 y 13 grados, tomado con moderación, es un antidepresivo y un inhibidor. Rojas ha presidido hoy en Logroño un acto de adhesión de un centenar de ayuntamientos riojanos, alaveses y navarros a la Declaración «Vino, Nutrición y Salud», impulsada por la FIVIN.

En declaraciones, Rojas ha defendido el vino como alimento y, como tal, ha subrayado que tiene efectos beneficiosos desde el punto de vista físico y psicológico tomado con moderación -una o dos copas diarias-. Autor de varias publicaciones sobre temas clínicos, humanísticos y de ensayo, Rojas ha definido este producto como un antioxidante, bactericida, normalizador de la tensión arterial e hipoglucemiante. También ha elogiado sus beneficios psicológicos, y, como tal, lo ha calificado de «antidepresivo, ansiolítico e inhibidor, al activar la capacidad de pensamiento e inteligencia de la persona».

«Es un elevador del tono vital», ha apostillado Rojas, quien también ha reprobado la campaña antialcohol, que impulsó el anterior Ministerio Sanidad, presidido por Elena Salgado, y que incluyó consideró el vino. «Fue un gran error porque el vino no es alcohol, es la naturaleza de un producto del campo, siempre que se beba de forma inteligente», ha añadido el catedrático. También ha abogado por que se fomente la cultura del consumo moderado del vino entre los jóvenes, ya que considera que se trata de un producto que «invita al diálogo sereno».

Rojas opina que se ha producido «confusión» respecto al vino; que aquella la campaña antialcohol fue «desafortunada» porque en ella se mezclaron «hechos e intenciones», cuando el vino «tiene un componente cultural indudable».